COSTUMBRES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

COSTUMBRES

Mensaje  Elektra el Sáb Oct 04, 2008 4:54 am

1. No hay nada peor para la autoestima que levantarse con la intención de adelgazar y acostarse con el consabido “mejor la próxima semana”. Haga una lista de las razones que tiene para bajar de peso y, si realmente la convencen, póngase una fecha de comienzo del régimen y otra de final, con objetivos logrados.

2. ¡Olvídese de las dietas milagrosas! El pomelo puede ser una fruta con pocas calorías, pero una dieta de tres días a base de pomelo es pan para hoy y hambre para mañana. Adelgazar sin arriesgar la salud física y mental requiere un tiempo. Recuerde: la única comida que no engorda es la que queda en el plato.

3. Mastique bien los alimentos y tómese su tiempo para saborearlos.

4. Cuanto más sepa sobre las virtudes de los nutrientes y las necesidades del organismo, más capaz será de juzgar sus propios hábitos alimenticios y cambiarlos. Así es que entréguese a la lectura completa sobre dietética.

5. Comenzar un régimen responde a una necesidad de cambio. Quizás sea el momento también de renovar la imagen. El cambio en el clóset puede ser gradual, según vaya perdiendo peso. ¡Es un excelente estímulo!

6. Hay una norma infalible para no sucumbir a los poderosos encantos de los alimentos prohibidos en una dieta: elimínalos de tu lista de compras. “Ojos que no ven, corazón que no siente”.

7. Los especialistas no se cansan de advertir sobre la relación que hay entre las enfermedades actuales y la mala alimentación. Las dietas pueden ser la oportunidad precisa para comenzar a variar los hábitos alimenticios de toda la familia. No significa que los demás deban comer lo mismo que usted, pero sí podrían aprovechar el mayor surtido de comida sana y natural que habrá en la cocina.

8. Hay ciertas palabras que arrastran cargas sicológicas demasiado negativas. Régimen es una de ellas. Para muchas personas, pensar que están a dieta simboliza limitaciones, restricciones, privaciones, amargura y descontento. Destierre el vocablo de su vida, por lo menos durante el período que dure, y hágase a la idea de que en realidad está comiendo lo que mejor le sienta a su cuerpo.

9. La balanza puede ser su mejor amiga, pero también la peor si hace mal uso de ella. Evite pesarse cada día para saber cuánto ha adelgazado. Es mejor pesarse una vez a la semana y siempre en la mañana.

10. No se salte ninguna comida. Prescindir de una comida no la va a hacer adelgazar más rápidamente. Al contrario, el cuerpo toma nota de esta omisión y hace acopio de reservas en el almuerzo siguiente. Los buenos regímenes normalmente están pensados para aportar las dosis necesarias de vitaminas, minerales, proteínas, hidratos de carbono y grasas esenciales que el organismo necesita.

Fuente: www.dietasparaadelgazar.jaimaalkauzar.es
avatar
Elektra
Administrador/a
Administrador/a

Cantidad de envíos : 710
Fecha de inscripción : 01/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Trucos para burlar el hambre

Mensaje  Hécate el Lun Oct 06, 2008 2:20 am

Existen múltiples trucos para engañar el hambre. En primer lugar reseñamos la manera más fisiológica de control del hambre con la propia comida. También repasaremos algunos conceptos e incluiremos otros relacionados con la actitud diaria ante los alimentos:

El agua. Es la forma más segura, rápida y fácil de calmar el hambre. Cuando llenamos nuestro estómago con agua, esta ocupa gran volumen, sentimos mucha menos necesidad de comer.

Alimentos con fibra. La fibra es el producto natural que mejor actúa sobre el control del apetito. Hace que aumente su volumen en el estómago produciendo gran sensación de saciedad.

Sopas. Ocurre como con el agua, es decir, la sopa ocupa un gran volumen en el estómago.

Caramelos de eucalipto o regaliz. Disminuyen el apetito tomados antes de comer.

Productos dietéticos. Algunos ayudan a aumentar la sensación de saciedad al expandirse en el estómago. Ejemplo: el glucomanano, que es una raíz de una planta asiática; la amorphaphillus, muy rica en fibras solubles. Además, este producto mejora la respuesta glucémica haciendo que se retrase la absorción de los azúcares; también disminuye los niveles de colesterol LDL (malo) y ayuda a combatir el estreñimiento. La recomendación general es tomarlo 30 minutos antes de las comidas con mucha agua, 2 o 3 vasos. También se puede tomar entre comidas para evitar la sensación de vacío en el estómago. Especias. Las comidas que contienen más especias, también calman más el apetito. También ocurre que la alimentación más especiada, acelera el metabolismo.

Picar entre comidas: Mejor realizar 4 o 5 comidas por día que 2 o 3, ya que al comer de forma más frecuente se mantienen más estable los niveles de insulina en el organismo. Masticar bien. Cuando comemos, el efecto o sensación de saciedad en nuestro cerebro no aparece de forma inmediata, sino que tarda unos 20 minutos en aparecer. Por tanto, masticando bien un alimento hasta que tengamos una papilla en la boca antes de tragarlo, conseguiremos comer menos y seguramente más despacio. No comer en la cocina. Estamos rodeados de comida que es en general, lo que nos hará sentir llenos o saciados física y psíquicamente.

Comer con música clásica o música relajante hace que comamos masticando mejor y comemos raciones más pequeñas.

Aumentar la actividad física. Cuando realizamos un ejercicio físico moderado pero continuado, nos disminuye el apetito, además de que tenemos más sensación de que nos cuidamos y eso se extiende también a la alimentación.
avatar
Hécate
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 256
Fecha de inscripción : 01/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Aprender a adelgazar

Mensaje  Elektra el Mar Oct 07, 2008 7:09 am

La clave para adelgazar reside en no renunciar al placer de platos ligeros y sabrosos que puedan compartirse con el resto de comensales.

Uno de los propósitos más populares que se plantean millones de personas al comenzar el año nuevo es adelgazar. Pocos meses después, la mayoría se da cuenta, no sin cierta sensación de frustración y fracaso, que ésta es una de las metas más difíciles de conseguir en la vida. Es conveniente centrar la atención tanto en el peso como en el volumen y, para conseguirlo, no se trata de quitar esos kilos de más a golpe de martillo, sino de aprender a adelgazar. La alianza entre la voluntad y la ciencia es fundamental para perder grasa corporal. El éxito está en la disciplina.

Cuando, cómo y qué comer

Comer es una función cerebral compleja que comprende aspectos químicos, fisiológicos, psicológicos, emocionales, culturales y educacionales. Cualquier dieta hipocalórica estándar limita el acto de alimentarse en muchos de estos aspectos no sólo a nivel cuantitativo, sino también cualitativo. Una dieta disociada, hiperproteica o cualquier otra dieta milagro rompe con la cultura inmersa en los hábitos alimentarios de cada individuo. Por este motivo, vale la pena aprender a adelgazar de forma individual, contemplando una nueva forma de comer de forma sana y equilibrada y que sirva de herramienta saludable para utilizar a lo largo de los años. Comer bien adelgaza y comer mal engorda. La clave reside en adelgazar sin renunciar al placer de platos ligeros y sabrosos que puedan compartirse con el resto de comensales, sin tener que estar «de régimen» la mitad de la vida.

Conviene perder la grasa corporal y el exceso de líquidos atendiendo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, de forma paulatina y lentamente (de 500 gramos a 1 kilo por semana). El hecho de tomar menos kilocalorías diarias no es suficiente para conseguir la meta. La energía proveniente de los alimentos debe distribuirse en cuatro o cinco ingestas diarias para mantener a raya la glucemia e impedir que el exceso de glucosa se transforme en grasas inoportunas. Además, es fundamental comer lentamente, hábito que mejora la digestibilidad de los alimentos; hace comer menos, ya que da tiempo a que aparezca la sensación de saciedad en el cerebro; y permite conseguir un constatado beneficio psicológico al respetar el ritmo de un acto con el que se debe disfrutar.

Toda pérdida de peso corporal debe sustentarse en tres puntos básicos: alimentación equilibrada e hipocalórica, ejercicio físico continuado y una relación saludable con la comida. La pregunta a qué comer cada día no tiene que representar un problema. Lo básico es seguir unas pautas dietéticas coherentes que aseguren un aporte nutricional suficiente y que no sean muy distintas a lo que comeremos de forma habitual en casa. Comenzar las comidas y las cenas con un caldo de verduras o un vaso de agua ayuda a ocupar espacio en el estómago sin reportar calorías, de manera que habrá menos sitio para el resto de alimentos. Así llegará antes la sensación de saciedad.

— Toda pérdida de peso debe sustentarse en una alimentación equilibrada, ejercicio físico y una relación saludable con la comida —

Es interesante que el plato de comidas y cenas incluya, al menos, un alimento rico en hidratos de carbono (patatas, legumbres, pasta, arroz o pan), otro rico en proteínas (carnes, pescados o huevos) y una verdura o una ensalada para aportar fibra al organismo, además de vitaminas y minerales indispensables para el buen funcionamiento orgánico. Para los postres, una fruta de la estación o un lácteo desnatado serán el colofón nutricional perfecto para hacer que la comida y la cena sean equilibradas.

Ayuda profesional

La obesidad es un aumento del peso corporal por acumulación anormal de grasa, que supera el peso ideal teórico (relación constitución/talla-peso) a consecuencia de un desequilibrio entre la formación y la utilización de grasa en el organismo. Es un síndrome (cuadro clínico complejo con muy diferentes causas) que presenta signos y síntomas concretos y que supone un gran riesgo sanitario.

Las estadísticas que salen a la luz desde múltiples organismos acreditados a nivel de salud pública constatan que la media de duración de vida de las personas obesas y de las personas con sobrepeso es significativamente menor a la de las que presentan un peso normal. A esto se suma que la mortalidad por diabetes, cirrosis hepática, apendicitis, litiasis biliar y accidentes cardiovasculares es prácticamente el doble de alta en las personas con exceso de peso. Por todos estos motivos, es necesaria la ayuda de un equipo interdisciplinar que diagnostique las causas concretas de la obesidad o el sobrepeso y que dibuje terapéuticamente un camino asequible para el individuo que tiene que adelgazar.

En el área de la alimentación, el nutricionista es el profesional que se encarga del entrenamiento dietético y del diseño de una herramienta alimentaria individualizada. Por otro lado no se debe olvidar que la causa de sobrepeso y obesidad es, en un alto porcentaje de casos, una relación insana con la alimentación, de origen psicológico (vivencia de tensión) o psicopatológico (trastornos de la conducta alimentaria). En estos casos, además de la ayuda del médico y del nutricionista, se requiere orientación psicológica y psiquiátrica.

Peso y volumen

Adelgazar es cuestión de que tanto la aguja de la báscula como la hebilla del cinturón se vayan desplazando hacia la izquierda, es decir, es un proceso que requiere bajar de peso y también de talla, sobre todo de perímetro abdominal.

Además de eliminar grasa y azúcares de la dieta, para disminuir el volumen corporal conviene hacer cambios en la cocina, sustituyendo la sal por otras opciones que aderecen platos como el limón, las hierbas aromáticas, el vinagre y las especias. También conviene beber al menos dos litros de agua al día. Así se ayuda al trabajo renal y se evita la retención de líquidos. La sensación de hinchazón del abdomen en períodos de adelgazamiento, durante los cuales se comen más vegetales, puede deberse a problemas de flatulencia. Las verduras más flatulentas son la lechuga, la alcachofa, las coles, el brócoli, el pepino, la cebolla y los rábanos. Se debe prescindir de estas verduras puntualmente hasta observar menos hinchazón.

Fuente: www.dietasparaadelgazar.jaimaalkauzar.es
avatar
Elektra
Administrador/a
Administrador/a

Cantidad de envíos : 710
Fecha de inscripción : 01/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: COSTUMBRES

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.